Incendio en camden 

Cada vez que ocurre un desastre en sitios que conocemos y en los que hemos estado, nos sentimos profundamente heridos y terriblemente perdidos en nuestro interior. Por cercanía, conocimiento, cariño, miedo. Por muchos motivos. Con los últimos acontecimientos aquí en Londres, me sentía peor porque estaba a punto de venir. Alguien me preguntó si no me lo pensaba mejor, ya que la cosa estaba difícil últimamente, pero yo contesto ahora y siempre: no. No doy un paso atrás en mis decisiones porque el desastre puede pillarte en cualquier parte. No sabemos dónde ni cuándo y somos más felices gracias a ese cándido desconocimiento. No.

El incendio de ayer en el famosísimo mercado de camden afortunadamente no se cobró víctimas aunque sí causó daños y pérdidas ingentes. Para mí es un shock porque estamos literalmente al lado aunque no podamos decir que nos haya afectado ni que nos hayamos enterado de nada. En lo único en que nos afecta es que queríamos volver esta semana y puede que esté cerrado y no sea posible. Pero impresiona.

Mucho más grave fue el incendio de Doñana de hace pocos días que seguí en directo porque una querida amiga era de las personas que se habían quedado atrapadas en Matalascañas y que pudo volver ya muy tarde a Sevilla por estar cortada la carretera. También me afectó mucho a nivel personal por conocer bien y querer mucho esos hermosos parajes y porque muchísima gente que me importa está a dos pasos de esos inmensos paisajes devastados.

En fin. Tristeza con la que tenemos que convivir, incertidumbre con la que tenemos que lidiar y valentía que tenemos que hallar de alguna manera para que los acontecimientos negativos afecten lo menos posible a nuestras decisiones, actos y experiencias vitales.

Anuncios

Acerca de juegodelmundo

Profesora de español para extranjeros. Vivo en Turín desde hace 20 años. Necesito escribir para comprender mejor lo que me rodea y me sucede, para poner orden en mis ideas. Me apasionan el cine (en versión original), los viajes (soy fan de los intercambios de casa), la lectura, la comida, estar con gente, las novedades. La música (aprender a tocar el piano), el teatro (en especial cuando viajo), la danza contemporánea. Las buenas series de televisión. Traducir textos junto a alumnos buenos. Conversar. Tratar de disfrutar cada momento.
Esta entrada fue publicada en Inglaterra, reflexiones, viajes. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s