Los periódicos y las “buenas noticias”

Estoy saturada en estos momentos de la cuestión “catalexit” o catalepsis como la llamo yo. Aún así, como es ferviente actualidad y afecta a mi país, no hago más que leer noticias cuando lo más sano para la salud es abstenerse de semejante tontería y vivir aislado en un mundo pseudo feliz…

De la cuestión Cataluña no voy a hablar porque esta historia de la lucha de banderas, himnos, lenguas y patriotismos varios; no me interesa. Los independentismos, radicalismos y extremismos son todos peligrosos. Y lo peor es que una sociedad que podría vivir en paz y dedicarse a prosperar, o a intentarlo por lo menos, pues por empecinamientos varios, ahora vive con tensión, división y miedo al futuro porque todo cambio puede traer consecuencias muy negativas y eso no le gusta a la economía, que es, en última instancia, el motor que mueve el mundo. Y así se está viendo estos días con el cambio de sedes de tantas empresas y entidades bancarias, la oscilación de La Bolsa, la paralización de asuntos económicos internacionales que tienen que ver con Cataluña, etc. Ellos sabrán y a ver si alguna vez, en vez de tirarse trastos unos a otros, se sientan todos a negociar, que eso es lo que piden los ciudadanos sensatos.

Lo que quería decir es que en medio de tanta polémica y tanta cotidiana catástrofe que llena los periódicos, una se topa con una buena noticia: las mujeres en Arabia Saudita van a poder conducir parece ser. ¡Albricias! ¡Qué noticia! Una maravilla para ellas, una puerta abierta a algo de sensatez, ¡máxima solidaridad de todas nosotras mujeres libres del mundo moderno hacia todas las compañeras oprimidas por el oscurantismo!

Solo que esta supuesta buena noticia me deja mucho peor que todas las demás. Porque acabo de ver “The handmaid” y me he agobiado indeciblemente sufriendo junto a la protagonista su privación de libertad y de derechos fundamentales cuando pasa a vivir en la sociedad dictatorial llamada Gilead. Te horrorizas, te tiras de los pelos, sientes el estómago machacado y ganas de golpear a hombres y mujeres que apoyan un sistema de este tipo. Pero es que Gilead existe. Ahora. eso es lo peor.  Porque las mujeres en Arabia Saudita y en un montón de países más, carecen de los derechos más elementales, tienen que hacerlo todo con un tutor, están a merced total del padre primero y el marido después. Son esclavas, viven la opresión y falta de libertad todos los días. En el siglo XXI.

Y cuando leo esto, me entran ganas de llorar, no por el catalexit, o el brexit o la subida al poder de grupos de ultraderecha en Europa, aunque esto no anime mucho tampoco…

Es solo cuestión de suerte, haber nacido en una época o en otra, en un país o en otro. La injusticia de la vida. Infinita. Desconcertante.

Yo, que me recorro miles de kilómetros en mi coche conduciendo feliz en mis vacaciones de verano, me veo en otra realidad paralela con velo de la cabeza a los pies, teniendo que rezar y estar en casa todo el día, a merced del marido que me hubiera tocado, frustrada, rabiosa, encerrada e infeliz toda la vida… Aunque ahora, con esta ley, por lo menos podría conducir. Algo es algo.

Me alegro por las compañeras saudíes pero, la verdad, sigo sintiendo profunda pena por ellas más que nada. Ojalá que les cambie mucho más que eso…

Anuncios

Acerca de juegodelmundo

Profesora de español para extranjeros. Vivo en Turín desde hace 20 años. Necesito escribir para comprender mejor lo que me rodea y me sucede, para poner orden en mis ideas. Me apasionan el cine (en versión original), los viajes (soy fan de los intercambios de casa), la lectura, la comida, estar con gente, las novedades. La música (aprender a tocar el piano), el teatro (en especial cuando viajo), la danza contemporánea. Las buenas series de televisión. Traducir textos junto a alumnos buenos. Conversar. Tratar de disfrutar cada momento.
Esta entrada fue publicada en España, personas, reflexiones. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s